Nos tentó la idea de volver a poner algo de cacao (le amamos). Pero decidimos probar con otros de nuestros ingredientes preferidos: La lúcuma y el limón. Y WOW, no es por hacernos los cheveres ¡pero nos quedó buenaso! Es facilísimo, no necesitas nada más que tu licuadora, y el resultado final es un postre que le va a encantar a todo el mundo.

 

La lúcuma está en temporada y la puedes conseguir en cualquier lado, desde Las Vacas hasta el frutero de la esquina. Entre sus propiedas están:

 

  • Tiene harto caroteno, que reduce considerablemente las posibilidades de tener un ataque cardíaco.
  • Tiene un alto contenido de niacina (B3), sustancia que ayuda a combatir la depresión y además reduce los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre.
  • También regula los niveles de glucosa en la sangre (en la selva la usan mucho para controlar la diabetes, oye!).
  • Es rica en fibra y hierro, esenciales para nuestro organismo y el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico.

 

El limón, por su lado, tiene tantas propiedades que podríamos dedicarle un blog entero. Para resumir un poco:

 

  • Es altamente alcalino, es decir, oxigena nuestras células conservándolas más sanas.
  • Tiene un alto contenido de vitamina C y es perfecto para combatir todo tipo de enfermedades en especial cardiovasculares y digestivas.
  • Es un excelente antianémico.
  • Ayuda contra todo tipo de inflamaciones.
  • Es rico en pectina, que te puede ayudar a controlar cualquier antojo que tengas (¡empieza tus días con agua con limón!)

 

Hay muchos beneficios más, pero ya sabemos que lo único que quieren es comer. ¡Así que sin más preámbulos, la receta!

 

BlogLucuma-01

 

 

Ingredientes:

 

Base:

  • 1 taza de cashews
  • 1/2 taza de dátiles
  • 3 cdas. de aceite de coco
  • 1 cda. de cacao en polvo
  • 1/4 cdta. de sal de maras o marina

 

Relleno:

  • 2 lúcumas maduras
  • 3/4 taza de cashews
  • 1/4 taza de miel de abejas cruda (miel raw).
  • 1/3 taza de aceite de coco
  • 1/4 taza de jugo de limón
  • 1 cdta. de vainilla
  • 1/8 cdta. de sal de maras o marina

 

Preparación:

 

Base:

Tienes varias opciones:

 

Eres un pro y tienes un procesador (o bueno, ya llegaste a nivel “picatodo”): Mete todos los ingredientes hasta que te quede una masa pareja. En este caso, en vez de aceite de coco para la mezcla te recomendamos usar 1 taza de coco rallado sin endulzar (como en la foto).

 

Estás recién experimentando en la cocina y sólo tienes una licuadora: Mete primero los cashews hasta que queden bien picados. Ponlos en un bowl aparte y lícua los dátiles con el aceite de coco. Cuando estén lo más chiquitos posibles, empieza a agregarles de a pocos los cashews (pones un poco licúas y repites), el cacao y finalmente la sal. ¡Así lo hicimos y nos fue bien!

 

Cuando tengas lista tu masa ponla en un pirex redondo o cuadrado, amásala y júntala con tus manos unos minutos y luego espárcela hasta que quede pareja y hayas cubierto los lados del pirex en lo posible.

 

BlogLucuma-02

 

Relleno:

Licúa los cashews y luego agrégales de a poco la lúcuma cortada y los demás ingredientes. Licúa hasta que te quede consistente, parejo y suave. Luego, rellena el pirex con esta mezcla y espárcela hasta que cubras toda la base y los bordes.

 

Mételo en el freezer unas 8 horas (o de un día para otro) y ¡listo! Acuérdate de siempre tenerlo en el freezer para que no se derrite (¡hace demasiado calor!) y de dejarlo unos minutos afuera para que se ablande y lo puedas cortar más fácil. También puedes cortarlo en pedacitos y guardarlo en un taper (de vidrio por favor) y tenerlo siempre listo para comer 🙂

 

BlogLucuma-03

 

¡Disfruten y nos cuentan que tal les sale! ¡Buen fin de semana!

 

Pie de Lúcuma-Limón

Share This:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *