Cuantas veces nos hemos puesto la meta de empezar a comer sano y no lo hemos logrado ni por tres días consecutivos. A veces nos pasa tan seguido que ya hasta da roche volver a decir que vas a alinearte con la alimentación. Lo escuchamos y lo decimos toda la vida: El lunes comienzo, este es mi último pedazo de torta, nunca más voy a tomar Coca Cola. Y llega el miércoles y te vas a almorzar a la calle y todos los de tu chamba piden postre (a menos que trabajes en K.O y haya a alguien que te lleve postres raw todos los Lunes :)) y no puedes no meter la cuchara, o llegar a tu casa y empujarte el arroz blanco que prometiste cambiarlo por integral. Nos pasa a todos, tranquilo.

 

Y no te preocupes, no tienes que pasar por un cambio radical y volverte raw vegan de la noche a la mañana, poco a poco puedes ir introduciendo pequeños hábitos que te harán dejar los “malos”, los que no te suman. En posts anteriores te hemos dado recetas de postres RAW hechos a base de ingredientes 100% naturales que, no solo no perjudican tu cuerpo, sino que además lo nutren. Aquí va una receta más de brownies raw para satisfacer el antojo del postre, tienes que probarla… ¡hasta ahora es una de las mejores – acá no duraron ni una hora!

 

Ingredientes

1 taza de nueces

1 taza de pecanas

¾ de taza de dátiles

un poquito de sal

⅓ de taza de polvo de cacao

½ taza de cashews remojados previamente

¼ de taza de miel raw de abeja 

¼ de taza de harina de lúcuma

1 cucharada de extracto de vanilla

1 cucharada de aceite de coco

 

Procedimiento

En un procesador de comida (o una licuadora) mete las nueces y las pecanas y procésalas hasta que queden como migajas, ten cuidado con que no se vuelvan mantequilla. Agrega los dátiles uno por uno, para que sea más fácil de moler. Luego añade el polvo de cacao y la sal hasta que toda la mezcla quede uniforme. 

 

Transfiere la mezcla a un pyrex y aprétala para que quede compacta. Esta es la base de lo brownies. Métela al freezer mientras sigues con la segunda parte.

 

Mete los cashews (que deben haber estado remojando al menos 4 horas) junto con la miel, la harina de lúcuma, el extracto de vainilla y un poquito más de sal dentro del procesador y mezcla todo. Añade la cucharada de aceite de coco para que la mezcla se suelte y sea más fácil procesar todo. Luego espárcela encima de la base que había estado en el freezer. Vuelve a meter todo al freezer por al menos una hora para que agarre consistencia. ¡Asegúrate de esconderlo detrás de algo para que nadie se robe, son demasiado ricos!

 

Share This:

1 Comentario

  1. Katia

    Hola,
    Donde encuentro la harina de lucuma? Cuanto tiempo debe estar en el Freezer?
    Gracias!

    Responder

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *