organizacion

 

La semana pasada hablamos de como comenzar a cambiar tu estilo de vida y les propusimos hacer 3 cambios: levantarte más temprano, comer un poco más ligero y moverte.

 

Esta semana queremos darles otro tipo de tips para hacer más cambios que nos hemos dado cuenta con la experiencia, que afectan muchísimo cuando quieres comenzar un nuevo estilo de vida. ¡Y son sobre limpieza! Pero de repente un poco diferente a pasar una escoba y un recogedor por tu casa. Estamos hablando de una limpieza más profunda, dirigida no sólo a espacio físicos sino también al espacio mental.

 

Pero primero mira a tu alrededor: a tu oficina, tu habitación, tu casa. ¿Está ordenado o desordenado? A veces el desorden a nuestro alrededor es un reflejo de como está nuestra mente en ese momento ¿Este es tu caso?. Puede que parezca increíble, pero ordenar y limpiar nos puede ayudar a aclarar nuestros pensamientos también. Cuando estés muy estresado, intenta ordenar un poco y vas a ver como empiezas a relajarte y a aclararte. ¡Con eso dicho, anímate al cambio de esta semana!

 

¿Listo?

 

1. Limpia tu espacio. Ordena, regala, dona. No necesitas nada de lo que no usaste en el último año. Uf, cuántas cosas están ahí dando vueltas que nunca tocamos. Incluso algunas ya nos olvidamos que las teníamos ¿No lo usaste en 365 días? Ya fue, no te apegues a ese objeto, no es parte de tu vida. Aligera tu clóset y tu “mochila” mental se sentirá mucho más ligera. No guardes recuerdos o expectativas, vive el presente.

 

2. Limpia temas pendientes. Deja de agregarle a tu lista cosas por hacer: “el próximo año lo hago”, “el lunes empiezo”, “el fin de semana que viene me encargo”, todo eso es el futuro. Haz lo que puedas hacer HOY y deja de permitir que lo demás te preocupe o te estrese demasiado, si es que en este momento no puedes resolverlo. Además perdona, soluciona problemas, pide disculpas, no cargues con temas por solucionar con amigos, pareja, hijos, etc. Siempre es mejor hablar y dejar de posponer lo que es de verdad importante.

 

3. Limpia tu vida, limpia tu mundo. Acércate a personas, situaciones, proyectos que te suman y aléjate de todo aquello que te resta y te carga. Muchas veces nos apegamos a personas y situaciones que no nos hacen bien, simplemente porque se han vuelto parte de nuestro día a día. Nos hemos acostumbrado a las peleas o al estrés y nos da más miedo arriesgarnos a comenzar de cero que abandonar el caos ya conocido. Date el tiempo de analizar bien este punto. Lo más probable es que ya sepas que tienes que hacer.

Share This:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>