000.SoulParaTi-02

Primero ¡sonríe! y felicítate por tomar la decisión de iniciar esta aventura.

1. Recuerda que al entrar a la sala todo lo demás queda atrás, inicias un viaje sólo contigo, disfruta de ese momento. En la clase eres solo tú y tu mat, nadie te está mirando. Una vez que te involucras con tu práctica, te darás cuenta de que no importa nada más ¡todos los demás están en la misma posición que tú! deja de preocuparte por ellos y concéntrate en ti. Lo mismo pasa en la vida.

 

2. Si no tienes mat, los primeros días puedes utilizar los que están en sala Soul, pero es necesario que tengas uno propio, es personal.

 

3. La pose de niño tiene un propósito importante. Si no puedes mantenerte en una postura ni mantener la respiración Ujjayi de manera constante, baja a a la pose de niño y recupérate. Es parte del camino caer, respirar, levantarse, sonreír y continuar.

 

4. Si despiertas con dolor en el cuerpo ¡igual anda a clase!. Una de las mejores cosas que puedes hacer para el dolor es estirar. Recuerda que el estirar tus músculos hace que segregues endorfinas ¡por eso después de clase te sientes súper bien!. Mientras más estiras mejor, lo vas a disfrutar.

 

5. Ese momento cuando te estás estirando, es doloroso, quieres tirar la toalla y salir de la postura, en ese momento respira profundo -Ujjayi- la respiración ayuda a que el dolor se disipe. ¡El dolor también pasará! Si logras esto y simplemente te dejas llevar, el dolor se detiene. Es un juego de la mente sobre la materia. A veces ganamos y otras perdemos, pero si logras superar tus miedos y utilizas la respiración como una herramienta para lograr la calma, en ese momento consigues avanzar.

 

6. Shavasana es la última postura y quizás la más importante y las más difícil. Se practica echado boca arriba y tratamos de aquietar todo, el cuerpo y la mente, para poder entrar mas profundo en nuestra consciencia y recibir los beneficios de la práctica física en nuestros cuerpos más sutiles (emocional, psíquico, mental).

 

7. ¡Diviértete! Es tu propio viaje. Qué emocionante pensar que cada día es como si naciéramos de nuevo. Tenemos la oportunidad de probar, caer, levantarnos, reír, probar de nuevo, todo nos ayuda en nuestro aprendizaje. Disfruta de cada clase de Soulyoga ¡es un regalo para tu vida!

 

 

Share This:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *