¿Correr?

 

Ufffffff me costó la vida. OK, lo acepto: la vida y media.

 

Recuerdo el primer día que lo intenté, Ato me había regalado mi primer outfit deportivo, Nike. No me entraba casi la manga corta (me cortaba la circulación, mi bracito era un tantito gordito) y un buen short, zapatillas y allá fui. Duré dos cuadras literal. Después de unos intentos, decidí dejarlo.

 

Cuando decidí retomarlo fue cuando elegí estudiar aquel Master en Fitness y Nutrición Deportiva, ese que me llevó a empezar el mundo KO. Dije, alaaaaaa, si voy a ser profe más vale sepa al menos correr. En la hermosa Barcelona, salí por primera vez con Ato, ufffff, otra vez, no sólo me costó demasiado sino que me daba ansiedad, literal. Estar expuesta, la pisada, el cuerpo, el aire, la gente, los carros. Probé en ciudad, fuera, probé varias formas y empecé a sentir aquello rico de lo que muchos hablan. Claro, corriendo medias horas, u hora como mucho, empecé a encontrar lo que hoy amo de correr: es mi espacio de conexión personal, donde encuentro claridad y calma deliciosa. Es una meditación en movimiento cuando lo necesito y es una herramienta buenísima de tener a mano cuando estás de viaje, cuando no llegaste a KO, o cuando te provoca esa conexión con el aire, la naturaleza, el medio ambiente.

 

Pasaron los años y los fui disfrutando, como todo, cuando lo practicas va siendo parte de ti, vas descubriendo sus beneficios y se disfruta.  La delicia de saber que donde sea que estés, solo, acompañado, en cualquier terreno y contexto, siempre se puede correr. ¡Qué rico se siente!

 

Pero lo más increíble de correr apareció cuando me di cuenta de que no se trata solo de salir y correr sino ante todo, descubrí lo increíble que se siente correr bien. Ese momento hace un año en que decidimos crear Ultra como Escuela para Atletas lo primero fue: enseñemos a la gente a correr. El que no sabe, aprenderá de cero descubriendo la forma correcta de usar y potenciar su cuerpo para correr rico y sano. El que ya sabe, que re descubra, resetee y replantee su cuerpo para correr más sano, más largo, por más tiempo, más ligero, más feliz.  En ambos casos, la idea es que tu cuerpo sea más eficiente y que puedas disfrutarlo mucho más.

 

Unos eligen correr todos los días, es su deporte. Yo en mi caso, elijo hacerlo cuando lo necesito por no estar en casa, o aquellos días en que antes de dictar clases necesito ese espacio, esa claridad, esa conexión personal, esa cosa delicioooooooooosa que solo cuando estás contigo y retándote constantemente descubres.

 

A todo aquel que tenga curiosidad por correr, al que ya corre, al que aún no, al que corrió algún día, al que quiera aprender a hacerlo técnicamente mejor, al que mira carreras con ilusión, al que le gusta hacer barra, al que quiera correr una maratón alguna vez, al que solo lo quiere como herramienta por siaca, a todos…….los invito a escuchar sobre Ultra Running (más info: www.ultraendurance.pe/ultrarunning) y escuchar todo lo que hay detrás de un buen corredor que implica mucho más que ir por las calles ganando kilómetros.

 

Un programa de 12 semanas para resetear tu mente y por ende tu carrera. Pistas y kilómetros, técnica de carrera, preparación física, soulyoga, un poco de todo lo que un buen corredor necesita para disfrutar más del proceso, reconociendo la importancia de la forma al correr y no solo el objetivo final.

El verano es perfecto para descubrirte al aire libre. Si eres KOer, interesante combinación, corres y luego KO&Soulyoga. Si no, dale y prueba, de pronto es tu deporte y no lo sabes aún!

 

¿Listos? Ready, set, go!

 

#ultrarunning #ultrabyko

 

14666115_1173691902705783_8002991816642837949_n

Share This:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>